Todos para uno y uno para todos

Uno de los recuerdos mas vivos de mi niñez es el de haber escuchado en la radio el segundo combate de boxeo entre el norteamericano negro Joe Luis y el peso pesado aleman Max Schmelling.
Schmelling habia dejado fuera de combate a Louis en el primer asalto y la prensa nazi hablo con elocuencia de la superioridad innata de la raza blanca. En el combate de vuelta Louis dejo fuera de combate a Schmelling en el 1er asalto si no me falla la memoria.
El arbitro puso el microfono ante el vencedor y le pregunto emocionado: bueno Joe, te sientes orgulloso de tu raza esta noche? y Louis contesto con su tipico acento sureño: "SI, ESTOY ORGULLOSO DE MI RAZA, LA RAZA HUMANA CLARO"
Gabriel Jackson

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Los primeros pasos para ingresar a la Masoneria

“Los hermanos” de Bolívar

La Religion para el Mason