Curiosidad en el tiempo

Leyendo un poco, encontramos estos articulos que vale la pena observar y analizar ya que muestran como a pesar del paso del tiempo aun existe desinformacion y cierto recelo cuando se habla de la masoneria
Los secretos perdidos de la francmasonería
Que la francmasonería data de antes del diluvio; que es una me­ra creación de antaño; que es sólo una excusa para la convivencia; que es una organización atea destructora de almas; que es una asocia­ción caritativa, haciendo el bien bajo una tonta apariencia de secreto; que es un engranaje político de extraordinaria potencia; que no tiene secretos; que sus discípulos guardan en secreto el co­nocimiento más grandioso concedido a la humanidad; que celebran sus misteriosos ritos bajo los auspicios e invocaciones de Mefistófeles; que sus procedimientos son perfectamente inocentes, por no decir sumamente estúpidos; que cometen todos los asesinatos que no con­ducen a alguien más; y que existen sólo con el propósito de promo­ver la hermandad y la benevolencia universales; son algunos de los alegatos hechos por charlatanes fuera del círculo de los herma­nos Libres y Aceptados. Omne ignotumpro magnifico. Cuanto menos se sabe, más se cree de la francmasonería. The Daily Telegraph, Londres, 1871.
La masonería hace considerable hincapié en motivar altos estándares de moralidad entre sus miembros. Pero difícilmente sorprende que se sospeche que una sociedad que utiliza saludos de mano, signos y lenguajes secretos para el reconocimiento mu­tuo de sus miembros, sea una influencia para el mal más que para el bien. ¿Por qué tener semejantes métodos si no para esconder la verdad? ¿Por qué esconder, si no hay nada que esconder? Aque­llos que están fuera de la masonería perciben la idea de disfrazar­se, recitar textos esotéricos y representar rituales extraños tan tonta que tienen la tendencia de creer que debe haber otra atrac­ción hacia ella, que puede ser más siniestra. Es probable que no la haya... pero una negativa es siempre más difícil de probar. The Daily Telegraph, Londres, 1995
Fuente: La Clave de Hiram, Christopher Knight y Robert Lomas

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Los primeros pasos para ingresar a la Masoneria

“Los hermanos” de Bolívar

La Religion para el Mason