¿Que enseñamos en nuestras Logias?


Doctrinas sublimes de moral, basadas en el principio de no hacer a nuestros semejantes lo que no queremos para nosotros y amarlos con el mismo amor que para nosotros deseamos. Tal es la consecuencia de esta máxima de nuestra institución, que guiados por ella no podemos menos que considerar como hermanos a iguales nuestros a todos los hombres en general. Somos incesantes en combatir el orgullo, el error y las preocupaciones sin olvidar la ignorancia, causa de todas las desgracias humanas. Recomendamos la práctica de la justicia por que ella sola pudiera proteger los derechos e intereses de cada uno, encareciendo la tolerancia que deja al hombre la libertad de pensar, y la paciencia que nos ayuda a soportar los contratiempos e infortunios de la vida.


Amamos a los hombres indistintamente, el rico y el pobre; el fuerte y el débil; el sabio y el ignorante; se confunden del mismo modo entre nosotros. Tenemos compasión del descarriado sin reparar en su condición, y hacemos un esfuerzo por traerle al buen camino. El estado normal del hombre y su posición sobre la tierra es la ocupación principal de nuestro espíritu. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Los primeros pasos para ingresar a la Masoneria

“Los hermanos” de Bolívar

La Religion para el Mason